martes, 12 de marzo de 2013

HUMMUS



La Happy Receta de hoy es un plato muy popular en el mundo árabe. La receta básica es una mezcla de garbanzos cocidos, Tahina o Tahini  (es una pasta de sésamo), ajo, zumo de limón, sal y especias. En el momento de servir (frío o tibio) se aliña con aceite de oliva y pimentón. Es típico acompañarlo con pan de pitta, pero para que sea más ligero, puede sustituirse por crudités (vegetales frescos cortados en bastoncitos). La Tahina puede comprarse ya preparada, pero en esta ocasión la vamos a hacer en casa, tan solo triturando semillas de sésamo: es muy fácil :)

Tanto los garbanzos como el sésamo pertenecen al grupo de alimentos ricos en Triptófano. Es el aminoácido esencial necesario para sintetizar Serotonina (que nos ayudará a sentir más felicidad y bienestar). ¿Probamos esta nueva receta para ser más feliz? :)



Ingredientes (para 4 personas):

- 350 g. de garbanzos.
- 75 g. de semillas de sésamo tostadas.
- ½ limón.
- 1 cucharadita de comino molido.
- 1 cucharadita de pimentón.
- 1 diente de ajo.
- Aceite de Oliva Virgen Extra.
- Sal.
- Unas rebanadas de pan o pittas.  Si prefieres una versión un poco más ligera: crudités de zanahoria, pepino, pimiento, apio, rábano, hojas de endibia o lechuga… 



Preparación:

- Dejar los garbanzos en remojo de agua fría la víspera. Enjuágalos, escúrrelos y cuécelos (a fuego medio) en una cacerola con abundante agua durante unas dos horas, hasta que estén tiernos. Sazónalos cuando falten unos 15 o 20 minutos para terminar la cocción. Reserva media taza del agua de cocción y escúrrelos.

- Pasar por la batidora el sésamo con una pizca de sal y una cucharada de agua hasta que quede una pasta espesa. Añade una cucharada más de agua si ves que es necesario.

- Exprimir el medio limón. Pelar y picar el ajo, quitando el germen central para que sea más fácil de digerir. Añádelo todo al vaso de la batidora, junto con la pasta de sésamo. Agrega también los garbanzos, el zumo de limón y el comino. Tritura mientras viertes un poco del agua de cocción reservada. Añádela poco a poco, conforme la necesites. No la agregues toda de una vez, porque si te pasas de cantidad, el hummus puede quedar líquido, y debe tener una consistencia espesa (parecida a la de un paté o puré).

- Rectificar el punto de sal. Repártelo en cuatro cuencos o platos y riégalo con  aceite de oliva. Espolvorea con pimentón y, si te gustan, coloca en el centro aceitunas negras para decorar (es opcional). Tuesta las rebanadas de pan o las pittas y sírvelas aparte para untar en ellas el hummus. Puedes añadirle, después de espolvorear con el pimentón, un poco de cilantro picado. Si prefieres una versión un poco más ligera, en vez de acompañarlo con tostadas, puedes hacerlo con crudités: son verduras crudas cortadas en bastoncitos, por ejemplo zanahoria, pepino, pimiento verde y rojo, apio, rábano, hojas de endibia o lechuga… Mojadas en hummus también están buenísimas :)

- Listo para disfrutar de este rico aperitivo o entrante, espero que os guste, buen provecho y felicidad para todos :)




2 comentarios:

  1. Me encanta el hummus y este te ha quedado estupendo.


    micocinayotrascosas.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Chary! Un besito y feliz día :-)

      Eliminar